Por qué es tan difícil de curar la Diabetes Tipo 1

Las personas que padecen de Diabetes Tipo 1 siguen ansiosas las investigaciones que se están llevando adelante en las principales universidades del mundo acerca de una posible cura. Hace un par de años, científicos de la Universidad de Harvard aseguraron que esta enfermedad tenía los días contados. ¿Cuál fue el hallazgo y porqué se sintieron tan seguros para prometer una cura a corto plazo?

La cura está relacionada con la posibilidad concreta de fabricar, de manera masiva, células productoras de insulina. Es decir, a partir de células madre, hacer una transformación para que produzcan insulina en el cuerpo del paciente y satisfaga las deficiencias en el organismo de las células beta, que son las que naturalmente deberían producir esta hormona.

Las pruebas que se llevaron adelante en primates arrojaron resultados realmente prometedores, pues después de ser sometidos al tratamiento, sus páncreas empezaron a producir de manera natural y continuada los niveles de insulina requeridos por el organismo.

Con esta alternativa, la posibilidad de prescindir de las inyecciones diarias de insulina que regule los niveles de glucosa en la sangre parece cada vez más cercana. Las células beta, destruidas por esta enfermedad autoinmune, son reemplazadas con  propias células madre, lo que disminuye las posibilidades de rechazo por parte de tu cuerpo.